lunes, 16 de febrero de 2009

Estamos a 16 de febrero, el plazo que teniamos para obtener la financiacion para trasladar el faro por el empresario se ha cumplido. No hay presupuesto para llevar a cabo la empresa del traslado, en 15 días pueden empezar a demoler el edificio... pero por el precio de la demolición y la nueva plaza que se quiere hacer en su lugar si se podría restaurar el edificio para uso y disfrute de todo el mundo.

mañana voy a Zaragoza para intentar hablar con el Sr. alcalde de Zaragoza, como último intento que creo debo hacer.

En los tiempos de busqueda urgente de ideas para la sostenibilidad, la importancia de esta propuesta es significativa por ello me voy allí unos dias, estaré por el Pilar, para ver si hay respuesta.

Gracias a todos por los comentarios y orientación.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada vez que encuentro un inconveniente busco la manera de convertirlo en una ventaja. Creo que la manera de convencer a un politico es hacerle ver el redito politico que puede obtener de una situacion, en este caso es un orgullo para Zaragoza conservar, ( poder conservar porque ya esta construido)un edificio pionero que demuestra que es posible otra arquitectura, justo ahora cuando la manera de desarrollarla nos ha llevado a una crisis que supera el ambito de la arquitectura.Quiza fuera un buen espacio donde debatir, mostrar y experimentar sobre otras formas de construir.¿Quiza una fundacion para el estudio de la arquitectura tradicional?.

Rosa.

Pedro Martín García dijo...

Hola, Ricardo - hoy acabo de ver por primera vez que tienes este blog para evitar la demolición del Faro. No sé que hay que hacer, pero cuenta con mi apoyo, desde luego. Lo visité con la familia pocos días antes de que se cerrara la Expo (después de tantas visitas, y no había entrado aún en el recinto), y no sólo me resultó especial y diferente (además de realmente valiente, que no es común), sino que me llamó mucho la atención que resultara el único que mis hijos realmente apreciaron. Espero que podamos vernos por allí algún día - seguimos trabajando allí, en otro edificio (que esperamos pueda terminarse con mejores condiciones que auqellos quioscos de la ribera).
Un abrazo,
Pedro Martín
pmartgar@gmail.com

Pedro Martín García dijo...

Por cierto, mis saludos a Diego Brieva (de aquellos días de GrupoT que creasteis) y, un abrazo para Pablo Llorente de Nó, compañero de clase del Estudio, del cual no sabía nada desde hace todos estos años...
A ver si nos vemos, hombre.

Pd.: Me imagino que ya sabrás que el enlace que más se pincha en mi blog es la entrada aquella que te puse - no hay más que buscar tu nombre en Google.